Ciclo: ¡Que Viva Italia!

La Cinemateca recupera, con este ciclo, una importante retrospectiva dedicada a la cinematografía italiana y a una de sus etapas más convulsas de su historia, la fragmentación del país cercenados por las monarquías cercanas, en particular, por el Imperio Austrohúngaro.
Tras la favorable acogida obtenida por el ciclo “Un paese, una storia”, “¡Qué Viva Italia!” pretende sumarse a la celebración del aniversario (150 años) de la unificación italiana con algunas de las películas más significativas que abordaron todo ese tiempo, convulso y violento que llevo a la Italia moderna. El 7º arte, muestra una vez más, su capacidad de introspección y reflexión, artística e histórica, ofreciéndonos, a través de la imagen, un importante fresco de los acontecimientos más cercanos. Todos ellos desde la óptica contundente y crítica de autores como Rosellini, los Hermanos Taviani hasta el esplendor  y la belleza de Visconti, autores que junto a Bolognini y de Sica conforman esta primera entrega de este ciclo. Films que vienen avalados por una importante acogida de crítica y público, algunas de ellas inéditas en nuestro país o que pasaron desapercibidas en su estreno.
Todas estas películas serán proyectados los jueves  en la nueva sede de La Cinemateca el IES Martínez Montañes. Entre los títulos que conforman el ciclo se encuentran la versión restaurada de El Gatopardo,  Senso (1954), de Luchino Visconti,  Recuerdo de amor (Un garibaldino al convento) (1942), de Vittorio de Sica.

¡Que Viva Italia!, de Roberto Rosellini, coproducción italo-francesa de 1961, abre este ciclo de carácter antológico. Giuseppe Garibaldi es un patriota que lucha por la unificación de su país. En 1860 desembarca en Sicilia con sus mil “camisas rojas” para liberar la isla del dominio de los Borbones. En Marsala se le unen numerosos voluntarios. Gracias a la victoria obtenida en la batalla de Volturno, el ejército borbónico se ve obligado a emprender la retirada. Tiene lugar entonces un encuentro entre Garibaldi y el rey Víctor Manuel II de Saboya, al que Garibaldi reconoce como rey de Italia y al que, generosamente, entrega el reino de las dos Sicilias, arrebatado a los Borbones.

Manuel Gómez, programador

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s