#LCeMM. Miércoles 19 de diciembre, 20 h: Medea, de Pier Paolo Pasolini

CallasMedea

Medea, de Pier Paolo Pasolini
Italia, 1969. 110’.  v.o.s.e.
Ciclo Clásicos modernos

Adaptación de la tragedia griega de Eurípides en la que Pasolini muestra la trágica confrontación entre dos culturas incompatibles: el mundo mágico e irracional de Medea y el mundo racional de Jasón. Supuso la única incursión en el cine de la gran diva de la ópera Maria Callas.

Pier Paolo Pasolini guarda una estrecha relación con los tres grandes clásicos griegos. Por una parte, fue autor de una traducción al italiano de La Orestíada de Esquilo, tragedia que, en 1969, le sirvió de sustrato literario en su proyecto de rodar un film sobre África (Apuntes para una Orestíada africana). Por otra parte, rodó también dos películas basadas directamente en tragedias de Sófocles y Eurípides (Edipo, el hijo de la fortuna y Medea, respectivamente). El origen de estos trabajos parece situarse en un interés del realizador por traer al presente textos del pasado haciendo especial hincapié en aquellos aspectos que guardan relación con lo sagrado. Este interés se centra, sobre todo, en la analogía que se puede establecer entre ese pasado histórico y el presente de la sociedad occidental y propone una reflexión sobre las bases mismas de una cultura que, en opinión de Pasolini, se había ido desacralizando con el paso del tiempo. Una vez localizado ese carácter sagrado de los cimientos de nuestra cultura, lo que el cineasta plantea es una visión contemporánea de esos textos haciéndolos pasar a través de filtros muy específicos: el psicoanálisis y el marxismo, en el caso de Edipo, y la oposición entre prehistoria y sociedad moderna, en el caso de Medea. El procedimiento de adaptación pasa por evitar la reconstrucción histórica de la época y recurrir a la transposición de la obra por analogía. Por lo tanto, el mito es utilizado aquí con un propósito interpretativo. Este rasgo se aprecia notablemente en la citada Apuntes para una Orestíada africana: en este film, Pasolini muestra a un grupo de estudiantes africanos, afincados temporalmente en Roma, imágenes rodadas en Tanzania con el fin de ambientar en el presente de aquel continente una película cuyo argumento sería la obra de Esquilo. La pregunta que dirige a los estudiantes es si encuentran alguna analogía entre lo que narra la obra griega y el pasado, el presente y las expectativas de futuro del continente africano.

Medea-elcineitaliano.blogspot      La tragedia griega según Pier Paolo Pasolini-Carlos Giménez Soria    EnYouTube

pasolinidecameronuh4

Pier Paolo Pasolini (Bologna 1922-Roma 1975) es uno de los más grandes escritores italianos del siglo XX; se dedicó también al cine. Desde la literatura más íntima hasta el cine más popular, Pasolini siempre ha sido firmemente poeta con una clara huella de lo real y de lo cotidiano. Con su compromiso político, civil y artístico Pasolini tuvo como objetivo principal el de denunciar y contrastar la homologación cultural y el cambio antropológico de los italianos. El detectó dramáticamente estos dos aspectos en el consumismo exasperado, en el condicionamiento llevado a cabo por los medios de comunicación de masas, en las condiciones del subproletariado urbano.

Convencido de que el cine era el medio del futuro, tras una amplia actividad como guionista para Fellini,  Pasolini comenzó a hacer películas en los años sesenta. Debuta como director con el magnífico Accattone (1961), una descripción de ese subproletariado que representa la última estirpe de un mundo campesino, amenazado por la inminente llegada del bienestar, que ya había sido protagonista de dos de sus famosas novelas, “Ragazzi di vitao” (1955) y “Una violenta violenta” (1959). Son temas que Pasolini tratará de forma más tradicional en su sucesiva película, Mamma Roma (1962), historia de una salvación imposible, intentada por una prostituta, ya no tan joven, por amor de su hijo. El evangelio según Mateo (1964) le vale el respeto como cineasta y le excluye de la marginación a la que estaba sometido. Pajarracos y pajaricos (1966) es concebida como oposición a la cultura de masas. Después dirige Edipo rey (1967) y Medea (1969), Teorema (1968). A principios de los años setenta viajó a Irán, Yemen y Nepal para filmar su ambiciosa Trilogía de la vida, compuesta por El Decamerón (1971), Los cuentos de Canterbury (1972) y Los cuentos de las mil y una noches (1973). Sin embargo, el director se despedirá prematuramente con Salo o los 120 días de Sodoma (Saló o le centoventi giornate di Sodoma) (1975).

El 2 de noviembre de 1975, Pier Paolo Pasolini fue asesinado. “Crimen pasional”, reiteró una masiva y mal intencionada propaganda, tratando de reducir el asunto a una “disputa espuria” entre el artista y el joven de 17 años, Pino Pelosi, dedicado a vender favores sexuales. No faltaron entonces voces que denunciaron la existencia de una trama más compleja, entre ella la de la periodista Oriana Fallaci, que sustentó la convicción de “conspiración política”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s