#LCeM14. Viernes 31 de enero, 19.45 h: Memory Lane,de Mikhaël Hers

Memory lane

Memory Lane (La senda de la memoria), de Mikhaël Hers
Francia, 2010. 98’  v.o.s.e.
La Cinemateca estrena
Con la colaboración de Institut français d’Espagne (Sevilla)

Pasar un verano en la ciudad charlando, caminando, con amigos, enamorándose, solucionando algunos problemas, ensayando con la banda. Luego, recordar ese verano. Eso es lo que muestra Memory Lane, y lo especial –lo encantador– de esta película es el ambiente, ese aire de verano en París, con esos días largos, esa sensación de un tiempo que parece detenido pero que en realidad avanza con velocidad. En ese darse cuenta está el origen de cierta tenue melancolía, y Memory Lane sabe captarla con gracia y luminosidad, sin enfatizar las cuerdas graves, moviéndose de una situación a otra, de un personaje a otro, de una conversación a otra. Pasa mucho en Memory Lane, pero con esa apariencia de quietud que sabía manejar a la perfección Eric Rohmer. La presencia de Marie Rivière, la heroína de El rayo verde, parece indicar esa influencia, a la que podría agregarse la de Richard Linklater y su Antes del atardecer.

La película transmite ese sentimiento de que nada es permanente y lo peor del caso es que se ignora en el momento en que todo sucede. Sucesos que pueden parecer cotidianos y hasta banales pero que en realidad son los que forman parte de nuestra trascendencia: el ir al mercado, trabajar atendiendo a otras personas, ver a gente de edad que se entretienen jugando, criticar a los demás…

Un sentimiento de tristeza por no poder recuperar ese tiempo pasado y muchas veces perdido es el que permea esta película: no por nada el acertado título de “La senda de la memoria”. Las actividades en conjunto de los miembros del grupo son las que brindan calor humano: las visitas al centro deportivo donde nadan en la piscina, el comer junto con los padres en un restaurante asiático, el querer conseguirle marihuana al padre para que le mitigue los dolores, Céline que se reúne con su  ex para explicarle que su padre pronto morirá…  Un nuevo miembro de la familia de Cédric y Dominique arribará al mundo, la madre de Vincent se aislará, su hermana no soportará estar en la escuela que su madre y hermano cuidan, Raphaël  y el padre de Céline y Muriel desaparecerán: todo  llega, todo permanece y todo se va, pero siempre quedará el recuerdo de las veces que todos estuvieron juntos y felices, de las fiestas a las que acudieron, de la forma en que caminaron juntos en la madrugada de regreso a sus hogares.

Mikhaël Hers estudia Economía antes de incorporarse al Departamento de Producción de la FEMIS. Tras haber producido varias películas, entre ellas los cortometrajes de su antiguo compañero Martin Rit, decide ponerse él también tras la cámara. Dirige diversos cortos y mediometrajes, como Charell, que resulta seleccionado para la Semana de la Crítica de Cannes en 2006. En 2010 realiza su primer largometraje, Memory lane.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s