#LCeM14. Viernes 14 de febrero, 19.45 h: El video de Benny, de Michael Haneke

bennysvideo

El video de Bnny (Benny’s video), de Michael Haneke
Austria, 1992. 105’ v.o.s.e.
Fuera de programación. Sesión especial

 Los padres de Benny, un chico de 14 años de buena familia, intentan compensar la falta de cariño hacia su hijo regalándole un equipo de vídeo. Obsesionado con el uso de su nuevo juguete, graba cómo sacrifican a un cerdo con una pistola, lo que le incita a cometer un acto salvaje.

La película comienza con imágenes de una cámara torpe que sigue el camino de un cerdo hacia su muerte. Estas imágenes serán una de las claves de la película ya que provocarán la pérdida de sentido de Benny, el niño protagonista del film. El ritmo de la película es lento, necesario para prepararnos y tensionar nuestros cuerpos. Haneke prepara nuestra mente pero no lo suficiente para no impresionarnos.  Sin duda, Benny´ s video es una declaración de intenciones por parte del director. La televisión es la eterna testigo de lo que ocurre, testigo e impotente a la vez, tal y como se siente el espectador.

El video de Benny estudia la banalización de la violencia, convertida en mera representación que olvida el sufrimiento real, el daño real que hay detrás de la representación. La carencia de criterios éticos se muestra de manera no moralizante sino intelectualmente motivadora. Haneke no busca la empatía emocional sino intelectual. Ese tratamiento de los hechos hace que sea literalmente aterrador (pensemos en una escena magistral que describe la reacción de los progenitores respecto al crimen cometido por su hijo).

El estreno de Funny Games en el Festival de Cannes de 1997 permitió descubrir a un director, Michael Haneke, que no tardará en convertirse en inspirador de controvertidas reflexiones sociales mediante una incontestable filmografía que disecciona hasta su último extremo el malestar de occidente.

Michael Haneke es hijo del director y actor alemán nacido en Düsseldorf Fritz Haneke, y de la actriz austriaca Beatrix von Degenschild. Haneke creció y se crió en la pequeña ciudad de Wiener Neustadt con la familia de su madre, en el campo. Asistió a la Universidad de Viena para estudiar Filosofía, Psicología y Drama después de fracasar en sus primeros intentos en la actuación y la música. Después de graduarse trabajó como crítico cinematográfico y entre 1967 y 1970, como editor y dramaturgo en la estación televisiva del sur de Alemania Südwestfunk. Como dramaturgo dirigió varias producciones escénicas en Alemania, entre ellas obras de Strindberg, Goethe y Heinrich von Kleist en Berlín, Munich y Viena. Hizo su debut como director televisivo en 1973.

Desde 2002 ejerce como profesor de Dirección en la Academia de Cine de Viena, donde reside habitualmente. En sus clases -dos veces por semana- intenta transmitir sus conocimientos fílmicos a sus estudiantes, haciendo especial hincapié en la dirección de actores, ya que para él es la base de la credibilidad real y emocional total de una escena.

Desde sus primeras obras “El séptimo continente”, “El vídeo de Benny” y “71 fragmentos de una cronología” ha puesto el escalofriante ojo de su cámara en los rincones más oscuros y desasosegantes de la condición humana. En un mundo que banaliza la violencia hasta hacerla pasar inadvertida Haneke transciende el poder de la imagen y, armado de la comprensión psicológica de lo que filma, lleva al espectador a un estado de catarsis impredecible. Enfrentarte a una de sus películas es un desafío a la resistencia psicológica y un pasaporte a los mecanismos de la angustia, a la alienación y al vacío moral del mundo contemporáneo. Su rotunda visión del comportamiento psicópata quedó sellada en “Funny Games”, posiblemente la película más asfixiante que se recuerda. Ha imaginado el apocalipsis en “El tiempo del lobo” y filmes como “La pianista” o “Código desconocido” no le van a la zaga en crudeza emocional. Su violencia quiere despertar a la sociedad contemporánea de su letargo. Con “Caché” realiza otro viaje a los oscuros secretos del alma humana. El realizador austriaco es uno de los fundamentales del cine europeo contemporáneo, recientemente ha obtenido un Óscar por su último trabajo, Amour y el Premio Príncipe de Asturias de las Artes 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s