#LCeM14. Viernes 21 de febrero, 17.30 h: Sólo el cielo lo sabe, de Douglas Sirk

solo-el-cielo-lo-sabe-9

Sólo el cielo lo sabe (All that Heaven Allows), de Douglas Sirk
USA, 1955. 89’ v.o.s.e.
Sirk según Fassbinder

“Una inmensa mayoría de mortales vive en desesperación callada. ¿Por qué hemos de afanarnos tanto por alcanzar el éxito? Si un ser no vibra al compás de sus semejantes, quizá es porque oye una música diferente. Debe seguir el ritmo que oiga, no importa cuál sea ni de dónde provenga”.
Fragmento de Walden, de Thoreau, leído por Cary (Jane Wyman) cuando están visitando a unos amigos de Ron (Rock Hudson).

Cary, una mujer madura, viuda y con dos hijjos, se enamora de su apuesto jardinero, el mucho más joven Ron Kirby, lo que provoca una conmoción en toda la vecindad. El riguroso clasicismo de la gente no tolera que un miembro de la buena sociedad intente unirse a lo que consideran un patán.

“Es excepcional la forma de dirigir actores de Sirk. Si se consideran las últimas películas de Fritz Lang rodadas en esa época, donde la incompetencia es visible por todas partes, podremos apreciar con seguridad el talento de Sirk. En las películas de Sirk las mujeres piensan. Y esto es algo que jamás me ha llamado la atención en otros directores. Por lo regular las mujeres están reaccionando, haciendo lo que supone que dben hacer, pero en Sirk ellas piensan. Es algo para ser visto. Es formidable ver pensar a las mujeres. Nos da esperanzas. Honestamente. (…)

Este es el tipo de cosas sobre las que hace películas Douglas Sirk. La gente no puede vivir sola, pero tampoco puede vivir acompañada. Y por esto, sus películas son tan desesperadas. “Lo que el cielo nos da” empieza con un gran plano de la pequeña ciudad sobre la que aparecen los títulos. Impresión de gran tristeza. Después, viene un plano con grúa sobre la casa de Jane; una amiga llega para devolverle una vajilla que le había prestado. ¡Qué tristeza! Un movimiento lateral sigue a las dos mujeres y allá en el fondo del campo se halla Rock Hudson, borroso, en la forma como generalmente aparecen los extras en las películas de Hollywood. Y como su amiga no tiene tiempo para tomarse un café, Jane se lo toma con el extra. Hasta ese estadio del relato, sólo ha habido close ups (primeros planos) de Jane Wyman; Rock todavía no cobra ninguna significación real. Una vez que la haya cobrado, tendrá también sus primeros planos. Es sencillo y hermoso. Y todo el mundo lo comprende.”  R.W.Fasssbinder

Douglas Sirk (1900-1987), inició su carrera como guionista y actor, y dirigió su primera película en 1935 (No empieces nada en abril). Instalado en EE UU desde 1943, se convirtió en uno de los máximos maestros del melodrama (Más fuerte que la ley, 1949; Obsesión, 1954; Tiempo de amar, tiempo de morir, 1958;Imitación a la vida, 1959). A principios de los años sesenta retornó a Alemania y se dedicó a la dirección teatral.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s