#LCeM14. Profundo Argento

#LCeM14 Profundo Argento2-page-001

Dario Argento (1940). No es de extrañar que el primer recuerdo que posea el director sea estar sentado en las rodillas de Sofía Loren, ya que Dario era hijo de Salvatore Argento, un importante productor cinematográfico de la Italia de la posguerra, y una fotógrafa brasileña. Desde muy pequeño compartió con su padre su afición al cine, encauzando sus pasos profesionales hacia el mismo, primero como crítico del Paese Sera, y después como asistente de Mario Bava, o guionista de films como La Hora de los Condenados o Hasta que Llegó su Hora (de la que escribió un par de escenas).

Precisamente su labor como guionista llamó la atención de los productores, y en 1970 dirige El Pájaro de las Plumas de Cristal, un giallo al que siguen títulos de similar orientación como El Gato de las Nueve Colas o Cuatro Moscas sobre Terciopelo Gris.

La mezcla de lo policiaco con elementos malsanos y sobrenaturales será una constante en la filmografía de Argento, como se comprueba en siguientes trabajos como Rojo Oscuro (donde por primera vez colabora con el grupo de hard rock progresivo I Goblin, que serían habituales en sus films a partir de ese momento) o Suspiria, el film que le consagra internacionalmente como uno de los maestros del terror moderno. Le seguiría Inferno, que junto con Suspiria forma parte de la inconclusa “Trilogía de las Tres Madres”. Le sigue la producción de Zombie, de George A. Romero, en la que también participa como asistente de Romero en el guión, y compositor junto a I Goblin. Posteriormente colaboraría nuevamente con Romero dirigiendo una de las dos historias de Los Ojos del Diablo.

Como guionista, se le debe las historias de las hasta ahora cuatro entregas de la saga Demons, las primeras dirigidas por Lamberto Bava. Mientras films como Phenomena le siguen encumbrando como director, pese a que sus últimos trabajos han tenido dificultades de distribución en Estados Unidos, a veces por la acción de la incomprensible, imprevisible e imparcial censura norteamericana, que priva al público estadounidense del trabajo de uno de los directores más impactantes, imaginativos e interesantes del panorama actual, como han reconocido varios grupos y festivales cinematográficos.

+ Profundo Argento

El debut como director de Dario Argento comenzó con la trilogía de animales: El Pájaro de las plumas de cristal (L’uccello dalle piume di cristallo) (Viernes 7 de noviembre, 20 h), fue estrenada el 19 de Febrero de 1970, seguida de El Gato de las nueve colas (Il gatto a nove code) (Jueves 13 de noviembre, 20 h), el 11 de Febrero de 1971, y finalmente Cuatro moscas sobre el terciopelo gris (4 Mosche di velluto grigio) (Jueves 20 de noviembre, 20 h), en 17 de Diciembre de 1971.
Inspirándose en la novela de Fredric Brown, The Screaming Mimi, Argento escribe y dirige El Pájaro de las plumas de cristal. En este film se narra la historia de un escritor americano, quien es testigo de un intento de homicidio. Obsesionado con el crimen y sin poder salir de Italia, intentara encontrar al culpable. El elemento del pájaro aparece en el film como una pista que podrá poner al descubierto al verdadero asesino. Los elementos principales del Giallo quedan rápidamente establecidos: el voyeurismo y la mezcla de crueldad con un exacerbado esteticismo a la hora de rodar los asesinatos.

En las siguientes películas de la trilogía, vemos como se utilizan estos elementos y se van refinando así como tenemos la introducción de otros, como es el gusto de Argento por los temas, ideas o recursos de la literatura clásica gótica y de misterio, con especial predilección por Edgar Allan Poe. Así como los argumentos ligeramente ilógicos, como se muestra en la segunda película de ésta trilogía El gato de las nueve colas (Il gatto a nove code, 1971).

En El gato los protagonistas son un reportero retirado ciego, Franco Arno (Karl Malden), aficionado a los crucigramas y el periodista Carlo Giordani (James Franciscus). Esta película es bastante suave, especialmente compara con la película que la precede y la que la sigue. Es por eso tal vez que la siguiente película y cierre de la trilogía, 4 moscas sobre terciopelo gris (4 mosche di velluto grigio, 1971), es mucho más atrevida estéticamente. Es también donde los elementos presentados en su primer filme se explotan mucho más, llegando al paroxismo en su escena inicial.

La secuencia de títulos de crédito (con un corazón latiendo al lado del título) y la primera escena que abre la película y será el arranque de la trama son puro esteticismo giallo. Son secuencias sin diálogo donde todo gira en torno a cómo contar una historia sólo con imágenes y al voyeurismo del villano de la función.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s