#25año #LCeM15 La Cinemateca en el Montañés. La princesa de Montpensier, de Bertrand Tavernier (Jueves 29 de enero, 20 h)

La princesse de montpensier2

La princesa de Montpensier (La princesse de Montpensier), de Bertrand Tavernier
Francia, 2010. 130′ v.o.s.e.
La Cinemateca estrena
En colaboración con el Institut Français Séville

Guerras de religión, siglo XVI. Adaptación de una novela de Madame de Lafayette (1662) que narra la vida de Marie de Mèzières, una dama de la nobleza francesa. En 1562, bajo el reinado de Carlos IX, las guerras de religión entre católicos y protestantes causan estragos en Francia. Marie está enamorada del joven Duque de Guisa (“el Acuchillado”), pero su padre, guiado por la ambición, la obliga a casarse con el príncipe de Montpensier, a quien ni siquiera conoce. Para proteger a su esposa de los desastres de la guerra, Montpensier la envía, en compañía del Conde de Chabannes, al castillo de Champigny, donde Marie intenta olvidar su ardiente pasión por el conde de Guisa. La misión de Chabannes será perfeccionar la educación de Marie para poder presentarla un día en la Corte. El azar y el curso de la guerra harán que el Duque de Anjou, futuro Enrique III, pase una temporada en Champigny, donde Montpensier se ha reunido con su esposa. Anjou, al igual que Chabannes, queda prendado de Marie, que se convertirá en el centro de una violenta rivalidad.

Sin llegar al distanciamiento deliberado que buscaron otros cineastas como Eric Rohmer ( La inglesa y el duque ), Tavernier conserva por un lado la extrañeza que el espectador actual puede sentir ante modos de vida, estéticas, creencias y códigos de tiempos lejanos, pero por otro disipa esa sensación al conferir a sus personajes la pulsación y el nervio de seres vivos y actuales, acentuando su violencia y la visceral manifestación de sus pasiones y subrayando el carácter de su protagonista, una mujer que conoce los deberes que se le imponen y los acepta, pero aspira a su independencia, y mientras encuentra la forma de adquirir las armas para obtenerla mantiene su rebeldía y la traduce en el terreno de los sentimientos.

Bertrand Tavernier, director, guionista y productor francés, debutó en 1963 con Les baisers (1964), una cinta menor que resultó tan nefasta que le llevó casi una década ponerse de nuevo detrás de una cámara.

En 1974 estrenó El relojero de Saint Paul (1974), la adaptación literaria de una novela de Georges Simenon, con la que consiguió despegar su carrera como director de cine. Pero la obra que marcó un antes y un después en la carrera de Tavernier fue La muerte en directo (1980), una cinta de ciencia ficción protagonizada por Romy Schneider y Harvey Keitel, que fue alabada en todos los festivales.

Con la película La carnaza (1995), Tavernier se consagró como director al reflejar y transmitir al espectador una sobrecogedora historia sobre unos jóvenes asesinos. La cinta se alzó con el Oso de Oro en el Festival Internacional de Cine de Berlín.

Entre los últimos títulos del cineasta francés cabe destacar el drama de misterio En el centro de la tormenta (2009), protagonizado por Tommy Lee Jones; y La princesse de Montpensier (2010), un historia de acción y amor ambientada en el siglo XVI.”Quai d’Orsay” (2014)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s