#25años #LCeM15. Eastern boys, de Robin Campillo ( Jueves 19 de marzo, 20 h)

chicos-del-este

Eastern boys (Chicos del Este), de Robin Campillo
Francia, 2013. 128′ v.o.s.e.
La Cinemateca estrena
En colaboración con el Institut Français Séville

Robin Campillo se dio a conocer en el 2004 con su primera película, Les Revenants, una alucinante historia sobre el regreso de 7 millones de muertos en el espacio de dos horas. Nada de zombis, camisas desgarradas o putrefacción. Los muertos regresan intactos a sus casas y el problema reside en insertarlos de nuevo, a nivel sentimental, económico, político… Un debut tan apasionante que el tema se ha retomado, en una reciente serie con el mismo título, y con un enorme éxito. Campillo ejerce guionista y montador, y ha continuado participando a lo largo de los años en producciones tan importantes como, La clase (2008) o Foxfire (2012).


Eastern boys,
es su segunda película. Dividida en cuatro capítulos, la historia comienza en la parisina Estación del Norte. Un verdadero hormiguero humano: viajeros, policías, prostitución, vagabundos, sin papeles… Todo un universo concentrado en un enorme edificio, que parece devorar y vomitar gente, al mismo tiempo.Daniel, ejecutivo medio, los 40 bien pasados, se queda prendado de un joven que vagabundea por la estación con su banda de amigos, de origen europeos del este. Tras seguirse por la estación, perderse, reencontrarse, logra establecer contacto con el joven y éste le propone verse en su casa al día siguiente. Daniel aceptar sin imaginarse las consecuencias que tendrá que soportar.Llegada la hora de la cita, a la puerta del apartamento de Daniel aparece un niño de unos 12 años, uno de los que estaban con el joven, que se introduce en su casa. La sorpresa del protagonista acaba de empezar porque tras el crío se introduce en su casa todo el grupo de jóvenes que estaban en la estación.

Con una primera mitad absolutamente sublime, llena de tensión y suspense, el espectador no logra concebir cómo logrará el protagonista salirse de esta situación tan violenta como explosiva, en cualquier momento. Si bien las dos últimas partes, la dedicada al romance entre los protagonistas y el pseudo-thriller final en el hotel, no alcanzan la maestría de las primeras, Eastern boys posee una fuerza inquietante en sí misma, un actor impresionante, Olivier Rabourdin, y un montaje que ya les gustaría a muchos.

Una historia fascinante y estética sobre la inmigración, las mafias de la prostitución y la idealizada relación chapero/cliente es una especie de versión posmoderna de La cenicienta que juega de forma magistral con el ritmo de la trama, la suavidad de los planos, una música extraordinaria y un contraste brutal entre la violencia y la ternura.

Premios: Venecia 2013 (mejor película de los premios Venice Horizons); Santa Barbara International Film Festival
Mejor Película Internacional

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s