#LCeM1516 Splendor, de Ettore Scola (Viernes 1 dde abril, 20 h)

preset_10_small

Splendor , de Ettore Scola
Italia, 1989. 110′ v.o.s.e.
Caro Scola

El propietario de una sala de cine experimenta la caída del espectáculo cinematográfico ante la televisión, teniendo que vender su local para la construcción de una tienda departamental, aunque su pasión cinéfila no decae. A través de la lúcida mirada del protagonista —desde su infancia hasta la madurez—, el italiano Ettore Scola reflexiona sobre la transformación del acto de ir al cine en los tiempos modernos.

Splendor es toda una declaración de amor de Ettore Scola al cine y al enamoramiento en la vida real vivido con el referente de los romances cinematográficos.

Ettore Scola. Italia (1931- 2016) . Director y guionista italiano nacido el 10 de Mayo de 1931 en Trevico. Estudió Derecho en la Universidad de Jurisprudencia de Roma, aunque nunca practicó seriamente su profesión. Trabajó en la tradición de la comedia italiana de la post-guerra, con películas caracterizadas por temas psicológicos y políticos y fue miembro del Partido Comunista Italiano. Vivió en una casa con una familia muy numerosa, muy similar a la que pintó en su película La familia (1987). Desde muy joven colaboró con chistes, ilustraciones y artículos a revistas satíricas, para la radio y para guiones de comedias de algunas estrellas italianas como Alberto Sordi y Totò. Su primer trabajo reconocido como guionista data de 1954, colaborando posteriormente con otros guionistas como Ruggero Maccari, Agenore Incrocci, Furio Scarpelli y Rodolfo Sonego, y para directores como Dino Risi y Antonio Pietrangeli. Su debut como director se produjo con la comedia en episodios Let’s talk about women (1964), en la cual Vittorio Gassman se encuentra con nueve tipos diferentes de mujeres. Il commissario Pepe (1969) marca un corrimiento del director hacia temas más sustanciales. Luego se destaca con la popular comedia The pizza triangle (1970), con Mónica Vitti eligiendo entre Marcello Mastroianni y Giancarlo Giannini. En la película épica agridulce Nos habíamos amado tanto (1974), sobre tres personajes diferentes muy amigos durante la resistencia pero que luego siguen caminos separados, examina a una generación desilusionada (Pensábamos que podíamos cambiar al mundo, pero el mundo nos cambió a nosotros…). Hacia fines de los 1970s trabajó en una serie de películas muy exitosas, entre las que se encuentran Down and dirty (1976); Un día particular (1977), con Sofía Loren y Marcello Mastroianni); y La terraza (1980). Uno de sus proyectos más ambiciosos fue La noche de Varennes (1982), examinando la Revolución Francesa, juntando fantasiosamente a figuras como Casanova y Thomas Paine. Con la estilista El baile (1982), pinta los cambios de las costumbres en ocho momentos clave de la historia francesa entre 1936 y 1983, sin una sola línea de diálogo: sólo los cambios de vestidos y uniformes, la música, el baile y los tipos de comportamiento cuentan toda la historia. La familia (1987), su película más autobiográfica, relata la vida de una familia numerosa a través de cinco generaciones, cubriendo 70 años de historia europea comenzando en la Primera Guerra Mundial, sin moverse nunca de los límites de la casa, reflejando la familia los cambios de la sociedad a través de los años. Sus útlimas pelíuclas Gente de Roma 2003, Competencia desleal 2001, La cena 1998, Historia de un pobre hombre 1995, Mario, Maria y Mario 1994

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s