#LCeM1516 La Cinemateca en el Montañés. Viernes10 de junio de 2016

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Viernes 10 de junio de 2016, 18 h
Las noches de Cabiria (Le notti di Cabiria), de Federico Fellini
Italia, 1957. 110′ v.o.s.e. (italiano).
Federico y Giulietta (II)

Cabiria, inocente e indefensa, es una prostituta con una existencia infeliz. Ha corrido el riesgo de ser asesinada por un amigo por su dinero; un célebre actor se burla de ella e incluso sus compañeras de la calle se divierten a sus espaldas. Desconsolada, acude al santuario del Divino Amor y, atrapada por el énfasis de una ceremonia religiosa, reza ella también para que un milagro le haga cambiar de vida. Y parece que el milagro se cumple; después de que un ilusionista le ha predicho un futuro feliz, Cabiria encuentra a Oscar, que le declara su amor y ella, como contrapartida, le confía sus ahorros. Pero Oscar está interesado solo en su dinero e intenta incluso asesinarla. Cabiria consigue salvarse una vez más y se da cuenta de que su ingenuidad le complica la vida. Desesperada, vaga por un bosque, de noche, donde encuentra un grupo de jóvenes alegres y felices. Y Cabiria encuentra su sonrisa, deja de llorar, lista para volver a emprender su camino

El poético y etéreo personaje de Cabiria no podía ser expresado sino por el cinematógrafo y, al mismo tiempo, por un director como Fellini. Porque solo un artista podía evitar, tal y como ha pasado en esta película, el peligro de caer en el poeticismo, que habría falseado el personaje y el de la realidad trivial, que lo habría hecho insoportable. (Pietro Bianchi.”Il Giorno”, 12 maggio 1957)

Viernes 10 de junio de 2016, 20 h
Blue in the face, de Wayne Wang y Paul Auster
USA, 1995. 98′ v.o.s.e. (inglés)
Personal Paul Auster

Seducido por un relato de Paul Auster, el director de cine Wayne Wang lo convenció para que escribiera el guión de una película. El resultado , que combina la elegancia ascética de Wang y la inteligente imaginación de Auster, es Smoke, premio especial del jurado y Oso de Plata en el festival de Berlín.  Pero Smoke , en un giro muy propio de Auster, inspiró una segunda película, Blue in the face. Rodada en seis días, también con Harvey Keitel en el papel principal y con aparición de personajes tales como Lou Reed o Madonna, es una comedia absolutamente imprevisible y original, que constituye, junto con Smoke, “un himno a la república popular de Brooklyn.

La película reconstruye dos semanas de desconcierto en la vida de Auggie, encargado de la Compañía General de Tabacos en Prospect Park, Brooklyn. Vinnie, su amigo y dueño del local, le anuncia su intención de cerrarlo; será una tragedia para el barrio, casi tan dolorosa como la demolición del estadio de los Dodgers cuando el equipo trasladó su licencia a
Los Angeles. Blue in the face bordea la sociología urbana, pero elude la solemnidad y parece tener la única pretensión de trasladar a los espectadores el buen ambiente de la filmación de Smoke, película realizada casi en paralelo.

Pero el cordial divertimento de un grupo de amantes de Brooklyn (un barrio que “tiene calles, e incluso electricidad”, como ironiza Auggie frente a una desconcertada cantante de telegramas…) explora con inteligencia cuestiones como la identidad barrial, el desarraigo, los lugares del encuentro comunitario, las raíces de la anomia urbana, los problemas y las ventajas de la multiculturalidad y otros temas de la urbanidad contemporánea.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s